Las PASO mostraron una señal clara en Junín: el intendente se vio superado ampliamente por la oposición y aseguran que la población le dio la espalda por su alineamiento absoluto con las políticas de Macri y de María Eugenia Vidal. El Frente de Todos consiguió 50 puntos y aseguran que no perderán “ni uno” en octubre.

En Junín, el resultado de las PASO resultó un duro golpe para el intendente Pablo Petrecca –de Juntos por el Cambio-, que fue derrotado por un margen inesperado a manos la sumatoria de los votos del ex intendente Mario Meoni y de su rival interno, Victoria Muffaroto.

Aquel joven intendente que representó un aire fresco para la política local en 2015, empieza a verse ahora condicionado en la posibilidad de revalidar su mando, teniendo en cuenta que los dos candidatos que compitieron en la interna peronista no demoraron instante en unir fuerzas de cara a octubre.

Así, el panorama muestra al espacio que candidatea a Meoni -un radical que desde 2013 milita en el Frente Renovador- arriba con 50 puntos. El alineamiento con espacio kirchnerista, que lo enfrentó en las PASO, es total: sus dirigentes aseguran que no están dispuestos a “perder ni un solo voto” en octubre.

Consenso Federal, el tercero en discurdia, alcanzó el 5,98%, con los votos de los candidatos Diego Ruiz (2.019) y Verónica Borsani (1.455). Aún si todos estos se fugaran para el oficialismo, al intendente le faltarían más votos para poder sostener la victoria.

LAS RAZONES DE LA DERROTA

Pero, ¿Qué factores llevaron a que un intendente que durante la campaña de 2015 se mostrara tan cercano al vecino, fuera tan fácilmente descartado por la población local? Las respuestas apuntan a su proximidad absoluta hacia las gestiones de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri y un “efecto arrastre” del rechazo al macrismo que, a la hora de la votación, lo terminó perjudicando claramente. De hecho, el escrutinio final indica que Petrecca sacó menos votos que Macri y que Vidal en Junín.

“Petrecca fue en todo momento un empleado de Macri y de Vidal, y la ciudad está sufriendo mucho las políticas llevada a cabo por el gobierno nacional y provincial”, opinó consultado por INFOCIELO, el concejal del bloque Peronismo Juninse, Lautaro Mazzutti.

También, denuncias cruzadas acerca de una posible malversación de fondos sobre el Servicio Alimentario Escolar empezaron a empañar la gestión transparente que se suponía iba a representar Petrecca, en línea con los slogans de Cambiemos. Un párrafo aparte merece si le jugó en contra su postura frente al debate sobre la despenalización del aborto, en el cual hasta llegó a organizar marchas “a favor de la vida”.

Pero no solo eso, para explicar una derrota aplastante que está a poco de desplazarlo del poder, en la mesa también se analiza el factor obras: a pesar de ser uno de los caballos de batalla de tanto intendentes amarillos como de la gestión provincial y nacional, lo cierto es que en Junín aseguran que “mostró muchísimos problemas para gestionar obras más allá de las que llegaron para todos los municipios o las que llegan a través de fondos y leyes provinciales y nacionales”.

Ahora, el Frente de Todos a manos de un dirigente que ya conoce de la gestión, tiene más que razones para ilusionarse con recuperar el poder.