El grupo que difunde la situación de personas del espectro autista (EA), hizo hincapié en que se debe cumplir la normativa en nuestra ciudad. “Está en vigencia de la Ordenanza Municipal 8356”, sostienen.

“Azul, a su lado”, el grupo de padres que impulsan los derechos de las personas autistas, exhortaron al cumplimiento de la ordenanza municipal 8356, aprobada en 2016, que prohíbe la comercialización y utilización de pirotecnia sonora.

El argumento es que personas con esta condición, al igual que los niños pequeños, las personas mayores y los animales sufren con los estruendos, debido a que tienen hipersensibilidad auditiva.

En una entrevista con La Razón de Chivilcoy, Luciano Dicroce y Ariel Pazzaglia, dos integrantes del grupo, hicieron hincapié en que el autismo “no es una enfermedad sino una condición”.

“Desde que nos formamos, hace poco más de un año, nos movilizamos en muchas campañas a nivel nacional y una de ellas es ‘pirotecnia cero’ o ‘más luces y menos ruido’. En Chivilcoy, en julio de 2016, por suerte se aprobó una ordenanza, que prohibía, sobre todo, la pirotecnia audible. Ahí se explica cuál es la que está terminantemente prohibida”.

Enfatizaron que el trabajo que realizan es recordar la existencia de esta normativa. “Muchos piensan que la ordenanza se elaboró a partir del pedido de las protectoras de animales, como que quedamos en un segundo plano, las familias del espectro autista”.

“Las personas autistas tienen, en su condición, hipersensibilidad auditiva, entonces, la pirotecnia sonora les genera un malestar muy significativo, equivalente a un dolor muy profundo de oído, dolor de cabeza, taquicardia, aumento de la respiración, ansiedad, mucho miedo y llanto, que es cuando los chicos entran en crisis y pueden autogolpearse, por lo tanto, lo que viven las familias ante ese trastorno es algo muy dramático”.

Agregaron que muchos psicólogos comparan la reacción de los autistas por la hipersensibilidad auditiva a un ataque de pánico. “Muchas familias tienen que irse a lugares aislados, aumentan la medicación de los chicos como para que estén más relajados. Por eso, nos dedicamos a informar que estas cosas pasan en la realidad”.

En este sentido, enfatizó que tienen pensado hacer un pedido formal ante las autoridades para que estén más atentos a la venta de pirotecnia. “Hay restricciones, el estado está presente, pero la verdad es que la escuchamos, como en ciertos festejos deportivos o fiestas, donde no está incorporado que el estado controle”.

“Sabemos que también es complejo, sabemos que ‘pirotecnia cero’ es un extremo, porque se trata de empresas que viven de esto, hay familias que trabajan, pero también sabemos que es posible que haya un cambio”.

A fines de noviembre, se presentó un proyecto de Ley de Pirotecnia Cero en el Congreso de la Nación. “La normativa seguro permitirá a las empresas que sigan produciendo estos elementos, pero no audibles, por debajo de los 85 decibeles, que generen más luces”, dijeron Dicroce y Pazzaglia.