Un repartidor se resistió a un robo en Adrogué y lo mataron de un disparo

La ciudad de Adrogué, en el sur del conurbano bonaerense, fue escenario de un asalto que derivó en homicidio cuando dos motochorros abordaron a un repartidor sobre la calle Italia al 900.

La víctima, José Fernando Marino de 28 años y oriundo de Sarandí, estaba circulando a baja velocidad en una camioneta Renault Kangoo buscando una dirección. En ese momento se le acercaron dos delincuentes a bordo de una motocicleta de color azul.

El repartidor se resistió ante lo cual los motochorros le efectuaron un disparo que le ingresó a la altura de la axila, luego de lo cual se fugaron inmediatamente del lugar sin sustraer nada.

Marino se bajó del automóvil para solicitar auxilio y, alertados, los vecinos de la zona llamaron al 911. Gravemente herido, el joven fue trasladado de urgencia al Hospital Lucio Meléndez, donde ingresó en estado crítico y falleció momentos después.

Dentro de la camioneta que conducía el repartidor había varios paquetes precintados con la etiqueta de la empresa Mercado Libre, por lo cual se supone que se encontraba en plena tarea laboral efectuando entregas.

Otro robo, horas antes

Horas antes, Adrogué ya había sido noticia por otro hecho de inseguridad, cuando un delincuente quiso cometer un robo a bordo de un colectivo de la línea 318 en la madrugada del domingo.

Alrededor de las 6:50, en la esquina de las calles Pino y Soler, el ladrón subió a la unidad con el fin de asaltar a los pasajeros. Entre ellos había un efectivo de la Policía de la Ciudad, quien no portaba su arma reglamentaria pero intentó reducirlo.

El delincuente pudo zafar del forcejeó y se bajó del colectivo para fugarse a pie. Sin embargo, fue apresado a una cuadra del lugar de los hechos luego de un operativo policial.

El detenido, de 38 años, fue trasladado a la Comisaría 1° de Almirante Brown, en donde se determinó que ya contaba con antecedentes penales.