Mario Oporto: “Es probable que lleguemos a fin de año en esta situación y se van a tener que tomar decisiones extraordinarias”

El ex ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires se refirió al contexto actual a la vez que invitó a una charla virtual sobre aportes pedagógicos en tiempos de pandemia

El ex ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires, Mario Oporto disertará este viernes a las 17 sobre aportes pedagógicos en tiempos de pandemia. Con motivo de la charla, en AIRE BONAERENSE opinó sobre el contexto actual y pidió que “no pidamos acelerar la normalidad porque no va a ocurrir”.

En ese sentido expresó que “es probable que lleguemos a fin de año en esta situación y se van a tener que tomar decisiones extraordinarias”. Luego agregó que “a veces, en las grandes catástrofes o inconvenientes que tiene la historia se tienen que tomar decisiones extraordinaria, y para mi así va a ser este año escolar, no creo que sea de otra manera”.

“Lo que estoy reflexionando”, cuenta Oporto, “es que había una agenda pre pandemia en educación, que uno miraba el futuro y de repente el futuro fue marzo de 2020, y no lo esperábamos”. Y agrega “irrumpió y la pandemia y la cuarentena generaron un quiebre, una gran convulsión en la agenda educativa que teníamos”.

“Primero hubo que resolver la urgencia”, expresa para luego referirse a su disertación, “de eso hablo, y en general planteo algunas pedagogías que a mi me parece que van a ser importantes pos pandemia”.

Respecto a los cambios que esta situación puede generar en el sistema educativo, Oporto expresó que “la historia me ha enseñado que nunca los acontecimientos posteriores a un gran hecho son totalmente distintos ni son totalmente iguales”. Y agrega que “en la historia las continuidades se dan con mucho del pasado y muchísimo de lo nuevo. Eso es lo que va a ocurrir, va a haber una mezcla. Algunas cosas se restaurarán, otras va a desaparecer para siempre, otras cosas van a intentar repetirse y algunas cosas nuevas que se han incorporado ahora quedarán”.

Sobre la posibilidad del regreso a las aulas, dijo que “me parece que es un momento muy complejo, porque no había teoría previa para este hecho, por lo tanto estamos en ensayo y error permanente”.

En ese sentido aclaró que “estamos frente a una crisis sanitaria, no una crisis educativa, por lo tanto dependemos de decisiones sanitarias, la educación después se tiene que acoplar a lo que el sanitarismo dice”.

Luego agrega que “es un momento para la paciencia, no para espíritus ansiosos”. Y aclara: “la sociedad es responsable, pero también sé que hay un agotamiento del aislamiento social”.

En esa línea sostiene que “esto no es para ansiosos, es para pacientes y hay gente que pierde la paciencia más rápido”. Luego agrega que “si el ex presidente de la nación no puede aguantarse estar en su casa y se va, primero a almorzar a Paraguay y vuelve, y después se va a pasear a Francia y a Suiza, por qué le vamos a pedir conductas diferentes a la media”.