El Presidente encabezó la puesta en marcha de hospital de Ituzaingó

El edificio contará en una primera etapa con 200 profesionales de la salud especializados y con 52 camas de internación para atención de pacientes con COVID-19. Tendrá también un sistema de diagnóstico por imágenes digitalizado, un dispositivo de almacenes y de gestión de farmacia automatizada, y sectores de laboratorio, imágenes y hemoterapia.

El presidente Alberto Fernández encabezó a través de una videoconferencia la puesta en marcha del Hospital del Bicentenario en el municipio de Ituzaingó, que en una primera etapa funcionará para la atención exclusiva de personas con coronavirus COVID-19, y dispondrá de 52 camas de internación y un plantel de 200 profesionales de la salud.

“La salud pública está sobre todas las cosas en este tiempo”, afirmó el mandatario desde la residencia de Olivos, donde estuvo acompañado por el ministro de Salud, Ginés González García, y la directora ejecutiva del PAMI, Luana Volnovich.

El Hospital contará con 18 camas de cuidados mínimos, 28 de cuidados moderados, y 6 de cuidados intensivos, además de 21 respiradores y equipamiento para las unidades de internación. Tendrá también un sistema de diagnóstico por imágenes digitalizado, un dispositivo de almacenes y de gestión de farmacia automatizada, y sectores de laboratorio, imágenes y hemoterapia.

En tanto, dispondrá de un plantel de 200 profesionales, entre personal de enfermería, médicos especialistas, kinesiólogos, psicólogos, trabajadores sociales y farmacéuticos; y estará gestionado de manera conjunta por PAMI, los ministerios de Salud nacional y bonaerense, y la municipalidad de Ituzaingó.

Se proyecta que en un segundo tramo el centro de salud pase a funcionar como hospital general, de referencia para 2.500.000 vecinos de los 10 municipios bonaerenses más cercanos, y con prioridad para la atención de personas mayores.

Asimismo, la modalidad de asistencia y gestión de cuidados progresivos del hospital garantiza un incremento semanal de camas que se proyecta en 120 camas de cuidados mínimos y moderados, y 20 de cuidados intensivos.

El municipio de Ituzaingó es la región sanitaria con menor proporción de camas hospitalarias por habitante, y no cuenta con hospitales públicos en su sistema de atención médica. El Hospital del Bicentenario fue construido en la última gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

Desde el centro de salud participaron el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; y el intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo. También estuvo presente, desde la Casa Rosada, el titular de la cartera del Interior, Eduardo de Pedro.

Por su parte, el gobernador bonaerense expresó: “Esta era una deuda con el municipio y con la provincia”, y aseguró que “aquí, cuando los vecinos tenían un problema de salud debían hacer peregrinaciones a otros hospitales, y representó la postergación de un derecho que durante cuatro años fue olvidado y abandonado”.

La titular del PAMI destacó: “Esto está inserto en las políticas que venimos llevando en el PAMI hace más de 130 días para ampliar nuestra capacidad prestacional, y no solo nos permite saldar una deuda con Ituzaingó, nos permite también resolver una necesidad en la región sanitaria que tiene la menor proporción entre camas y habitantes”, afirmó.