Casación anuló falló por caso Lucía Pérez y ordena nuevo juicio

La Sala 4 dejó sin efecto la sentencia del Tribunal Oral N°1 de Mar del Plata que había absuelto a Juan Pablo Offiani y Matías Farías por el abuso sexual y asesinato de Lucía Pérez, y a Alejandro Maciel por encubrimiento. Ordena un nuevo juicio.

La Sala cuarta de la Cámara de Casación anuló el fallo del Tribunal Oral N°1 que absolvió a Juan Pablo Offidani, Matías Offidani y Alejandro Maciel por la muerte de Lucía Pérez, su abuso sexual y el encubrimiento.

En una resolución en la que define a la sentencia como con un “déficit de imparcialidad palmaria y expresamente -aunque obviamente no lo haya sido de manera intencional, por supuesto- en un preconcepto respecto a las actividades y hábitos de la víctima y fue en base a ese ilegítimo argumento subjetivo en que se edificaron su posición o postura al respecto”.

De acuerdo al fallo de los jueces Fernando Mancini, Carlos Ángel Natiello y Mario Eduardo Kohan se deberá realizar a la brevedad un nuevo juicio.

Vale recordar que Farías y Offidani fueron condenados a 8 años de prisión por “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por ser en perjuicio de menores de edad y en inmediaciones de un establecimiento educativo”.

Sin embargo fueron absueltos del delito de abuso sexual seguido de la muerte e incluso de la figura de femicidio propuesta por el fiscal Daniel Vicente en relación a Farías, para quien había pedido una pena de prisión perpetua para Farías, 18 años para Offidani y la absolución de Maciel.

Farías y Offidani permanecen detenidos en la cárcel de Batán mientras que en las últimas semanas se produjo el fallecimiento de Maciel.

El fallo de Casación ordena la realización de un nuevo juicio “con la premura que el caso amerita y al dictado de un nuevo pronunciamiento sin costas”.

La anulación

El principal argumento de Casación para rechazar la sentencia del Tribunal 1 es señalarle a los jueces Aldo Carnevale, Facundo Gómez Urso y Pablo Viñas que deben tener “en consideración el contexto en el que ocurren los hechos, realizar un análisis de los mismos, determinar el encuadre jurídico apropiado, y valorar la prueba con perspectiva de género”.

Al respecto señala que “el Tribunal, inexplicablemente se enfoca a indagar en la personalidad, actitudes y comportamientos anteriores de la víctima, su forma de relacionarse con los hombres, su vida social, su carácter, y en distinguir la conducta de los imputados, y a partir de allí, considerar si Lucía había consentido el acceso carnal”.

Finalmente en ese sentido la sala cuarta dice que “aparece como un despropósito que el Tribunal se haya efectuado indagaciones tales como las conductas de Lucía a la luz de detalles preexistentes en su historia vital, sin centrarse en el episodio y sus distintas secuencias, amén de adentrarse en otras circunstancias de su vida íntima que poco aportaban a la elucidación del hecho enjuiciado”.

Fuente: La Capital