Los frigoríficos alertan ante la caída abrupta del consumo de carne

Se encuentra en su nivel más bajo en 30 años.
Los frigoríficos alertan ante la caída abrupta del consumo de carne
Los frigoríficos alertan ante la caída abrupta del consumo de carne

El titular de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), Miguel Schiariti, informó que el consumo local de carne vacuna alcanzó su nivel más bajo en los últimos 30 años. Schiariti explicó que esta significativa caída se debe a la pérdida del poder adquisitivo, afectando no solo la compra de carne sino también de otros alimentos básicos. Según los economistas, los ingresos de los últimos seis o siete meses han disminuido en un 13%.

En declaraciones radiales, Schiariti destacó que, a diferencia de crisis anteriores, los consumidores recurrieron a productos sustitutos más baratos, como el pollo y el cerdo. "El consumo de carne cayó, pero también el consumo de alimentos en general. La pérdida del poder adquisitivo afecta a todos los productos de la canasta básica," explicó Schiariti. Además, el titular de CICCRA señaló que el cambio en el consumo de carne vacuna hacia otras proteínas animales es una tendencia notable en esta crisis.

"En comparación con la crisis de 2001, donde la carne vacuna era reemplazada por hidratos como fideos y lentejas, ahora se opta por proteínas más económicas. Con el precio actual de un kilo de carne vacuna, que ronda los siete mil quinientos pesos, se pueden comprar tres kilos de pollo o dos kilos de pulpa de cerdo", detalló Schiariti. Esta sustitución de carne vacuna por otras opciones más accesibles refleja el impacto directo de la disminución del poder adquisitivo en la dieta de los argentinos.

A pesar de esta tendencia, Schiariti subrayó que la industria frigorífica vacuna mostró signos de mejora en mayo en comparación con el mes anterior. Sin embargo, la actividad aún está por debajo del nivel registrado el año pasado. Esto se debe a factores climáticos que llevaron a una liquidación de vientres y a la venta anticipada de hacienda, impactando en la disponibilidad de animales para faenar este año. (El Cronista)

Comentar esta nota